• 27Sep

    Entendemos que la noticia que comentamos en este momento es de gran importancia para las fuerzas y cuerpos de seguridad, ya que en muchas ocasiones se nos ha preguntado por situaciones parecidas en donde el policía sabe que el marido tiene una orden de alejamiento y observa como esta persona se encuentra junto a la víctima (su pareja), la cual le indica a los agentes que “no pasa nada, que ella le autoriza a que su marido incumpla la orden y se acerque a ella”. En ese caso el agente que debe hacer. Como ya hemos indicado en reiteradas ocasiones, el agente debe proceder a EJECUTAR la SETENCIA JUDICIAL que prohibe al hombre acercarse a su pareja y todo ello sin perjuicio de que la mujer “autorice” dicho acto.

    La justicia europea apoya separar al maltratador. Un juez puede obligar a una mujer a dejar de vivir con su pareja si esta le ha denunciado por malos tratos, incluso verbales, pese a que la víctima decida mantener la convivencia. Así lo avala el Tribunal de Justicia de la UE en una sentencia en relación con dos causas similares de la justicia española: se trata de dos condenados por agresión que volvieron a instalarse en el domicilio de su pareja a petición de las víctimas. Estas reclamaron después al juez derogar la orden de alejamiento. “Somos víctimas del sistema penal, ¿por qué no puedo vivir con quien me agredió?”, recriminó en 2009 a la Audiencia Provincial de Tarragona, una de esas víctimas. Tras escucharla, la Audiencia consideró que este tipo de casos “cuestionan” ciertos aspectos de la ley española, que puede atentar contra “el respeto de la vida privada y familiar” incluido en el derecho comunitario. Por ello elevó la cuestión al tribunal de la UE, que ha determinado que las víctimas tienen derecho a ser escuchadas pese a que el criterio del juez debe primar en cualquier caso.

    Continue reading »

    Tags: ,

  • 02Sep

    La sentencia que comentamos hoy absuelve a un Inspector y a un Agente de Policía de delitos de cohecho y revelación de secretos.

    Los hechos sucedieron cuando un Inspector de Policía accedió  a la base de datos policial con la clave de otro compañero obteniendo la foto y algunos datos personales de un ciudadano como sus antecedentes policiales, dirección, datos personales de sus hijos, matrículas de los coches de la familia, datos todos estos que facilitó a R., el cual lo remitió por fax a un conocido en Asturias para gestionar el cobro de una deuda.

    La Unidad de Asuntos Internos, tuvo noticias de que el funcionario de Policía S., destinado en Huelva, estaba dando cobertura a JL y R, sospechosos de tráfico de estupefacientes.  El policía S., a instancia de JL (traficante), consultó la matrícula de vehículo usado por los funcionarios de Asuntos Internos por parecerle a éste último que le estaban vigilando. Otro día, JL llamó al agente preguntando por otra persona que le había quitado dinero a un amigo suyo, informándole el agente que habían hecho un registro a un conocido y que le habían “cogido con un montón de chocolate”.  Continue reading »

    Tags: ,

  • 01Sep

    La sentencia de hoy confirma que la propinación de una bofetada por un agente a una persona conducida a Comisaría a efectos identificativos es considerado delito contra la integridad moral.

    Los hechos sucedieron cuando unos ciudadanos que estaban en la vía pública, se sentaron en la marquesina de una parada de autobús, uno a cada lado de un ciudadano negro al que increpaban, motivo por el que los agentes, que en su coche oficial estaban de servicio antiviolencia, al darse cuenta de la situación se detuvieron y bajaron a identificar a los ciudadanos, preguntándole al ciudadano de color si le estaban haciendo algo, a lo que contestó que sí marchándose del lugar mientras los agentes actuaban con dichos ciudadanos.

    Los citados agentes procedieron a identificar a los ciudadanos, momento en el que uno de ellos, en actitud agresiva les manifestó que era sargento del Ejército, que ellos no eran nadie para pedirle la documentación y que se pusieran a sus órdenes, mostrándoles el carné de militar que tenía. Ante esa actitud, los agentes solicitaron el auxilio de otra dotación, llegando los agentes. Otro de los acusados no llevaba documentos que lo identificaran llegando a dar como nombre el de una calle, por lo que los agentes le llevaron a Comisaría para proceder a su identificación; al estar éste último en el coche patrulla, el primer acusado (militar) trató de impedir que se marchara el vehículo y los agentes tuvieron que apartarlo. Este acusado y el resto de amigos se dirigieron a comisaría para reunirse con su amigo y una vez allí, el acusado militar se sentó en la puerta del edificio militar, siendo requerido por el agente de seguridad para que se marchara ya que no podría estar en ese lugar por motivos de seguridad, haciendo el acusado caso omiso de las indicaciones por lo que se le solicitó en ese momento la documentación, negándose a mostrarla, insultando y amenazando al policía al que dirigió frases como “gilipollas te voy a quitar la barba de dos hostias”. Dicho agente, al no poder abandonar el puesto de trabajo, solicitó apoyo llegando una nueva dotación que acababa de dejar un detenido en la Comisaría.

    Continue reading »

    Tags: