• 22Feb

    La sentencia de hoy confirma la CONDENA DE UN GUARDIA CIVIL QUE EMPUJÓ A UN SUPERIOR.

    Los hechos sucedieron cuando un agente se encontraba prestando servicios de seguridad ciudadana cuando el Capitán Jefe de su Unidad ordenó una intervención y un control en una plaza de la localidad, dado los desórdenes y altercados que se estaban produciendo por la población civil allí concentrada. Ante la presencia y el control realizado por los agentes, la población se agitó más y se tuvo que solicitar apoyo y refuerzos de otras patrullas.

    Como resultado de esos controles, se procedió a trasladar al Cuartel para su identificación, a tres personas; el Capitán Jefe ordenó que se fueran replegando hacia las dependencias pero en las inmediaciones del Cuartel se fue concentrando gran número de personas que increpaban a los agentes que trasladaban a los tres individuos para su identificación, dando voces y produciendo alboroto.

    En un determinado momento, el agente procedió a introducir en el Cuartel a uno de los alborotadores que comenzó a gritar diciendo “¿por qué me detienes?”, “no me pegues, hijo de puta”, lo que enardeció aún más los ánimos del gentío, dirigiéndose un buen  número de personas hacia el Cuartel e intentando entrar en el mismo, siendo ello impedido por los agentes que cubrían la entrada.

    Ante el cariz que tomaban los acontecimientos, el Capitán ordenó realizar el despliegue de un cordón de seguridad con el fin de evitar la entrada de la multitud en el puesto, dándoles la consigna de que tratasen de proceder a calmar los ánimos.

    Cuando esto ocurría, un Cabo salió del Cuartel y se dirigió hacia donde estaba el cordón de seguridad donde el agente acusado estaba hablando con uno de los ciudadanos allí concentrados, entablándose entre el agente y el cabo un cara a cara y un intercambio de frases; al girarse el agente hacia el cabo, estando muy próximos, el agente propinó un empujón al cabo, lo que le produjo un desplazamiento hacia atrás.

    Lo anterior fue observado por otros agentes que intervinieron para separarles, cesando en ese momento el incidente. Continue reading »

    Tags: ,

  • 15Feb

    Hoy comentamos una sentencia que CONFIRMA LA CONDENA POR ATENTADO aunque los agentes vestían de paisano.

    Los hechos sucedieron en el curso de las vigilancias que se desarrollaban en un barrio de la ciudad por efectivos del Grupo de Estupefacientes-Tráfico a pequeña escala, cuando detectaron la presencia del acusado, de quien albergaban sospechas de que podría dedicarse a actividades relacionadas con el tráfico ilícito de sustancias estupefacientes y así fue sorprendido por los agentes cuando circulaba con su vehículo por una calle y tras estacionarlo, descendió del mismo portando bajo el brazo una bandolera negra, dirigiéndose a pie a una de las calles perpendiculares.

    A los pocos minutos subió de nuevo a su automóvil, siendo seguido por dos vehículos policiales camuflados, sin emblemas ni rótulos y al llegar a una calle, fue interceptado por una de las dotaciones policiales cuyo vehículo llevaba activados los lanza destellos y sirena, indicándole que se detuviera en el arcén, a lo que accedió en un primer momento, descendiendo del coche policial un agente que aunque vestía de paisano, se identificó verbalmente como policía exhibiendo su placa y carnet profesional, y le requirió a través de la ventanilla que se encontraba abierta, a fin de que parase el motor, ante lo cual y de improviso, el acusado aceleró bruscamente dirigiéndose al agente que para evitar ser atropellado, se introdujo rápidamente en el vehículo policial por la puerta delantera derecha, impactando el acusado su automóvil contra él, resultando lesionado otro agente que se encontraba en el interior y ocasionando desperfectos en el vehículo.

    El acusado emprendió la huída a gran velocidad siendo seguido por las dos dotaciones policiales. En el curso de la persecución, el acusado  arrojó por la ventanilla del conductor una bolsa de plástico que cayó junto a unos contenedores, deteniendo inmediatamente el vehículo policial los agentes quienes recogieron la bolsa arrojada que resultó contener casi 95 gr de heroína que el acusado llevaba para ulterior tráfico, continuando el mismo la huída a gran velocidad, saltándose señales de stop, ceda el paso, semáforos en rojo y poniendo en peligro la integridad física de otros conductores y peatones hasta que llegó a una intersección donde derrapó en una rotonda con peligro para un operario que estaba señalizando una obra, logrando introducirse por una calle donde no pudo ser seguido por los agentes, aunque poco después fue divisado por otros policías que procedieron a reducirlo, encontrándose en la bandolera que llevaba, una libreta con anotaciones, una navaja y 1.000 € distribuidos en billetes pequeños así como monedas de 1 €, producto de venta de las sustancias estupefacientes. Continue reading »

    Tags:

  • 08Feb

    La sentencia de hoy es la última dictada respecto a una entrada y registro en un domicilio y confirma la condena por delitos contra la salud pública con sustancias que causan grave daño a la salud.

    Los hechos sucedieron cuando uno de los acusados, conocido de otro, le había encargado a éste último la localización de alguien que quisiera vender unos 200  gr de cocaína. El segundo acusado localiza a unas personas (no identificadas) con las que se entrevistan en un restaurante y les muestran un envoltorio con sustancia blanca y el primero de los acusados les indica que deben dirigirse a una caseta abandonada donde tiene el dinero y para probar la droga y para ello, los dos acusados se suben en el coche de las personas a las que habían citado.

    Llegados a ese lugar, se bajan del coche para realizar el intercambio el primer acusado y una de las personas, permaneciendo en el interior del mismo el segundo acusado y los otros no identificados. En ese momento, aparecen varios encapuchados con objetos contundentes y la emprenden con los presentes, ante lo cual el no identificado se sube en el coche, dejando en ese lugar al acusado. Se fugan con el segundo acusado dentro del coche y éste les escucha como dicen que le van a matar, que los han engañado para quedarse con la droga que llevaban y el dinero y que lo matan.

    Ante ese miedo, el segundo acusado se tira del coche y regresa al restaurante en el que se habían entrevistado para llamar a la policía. Finalmente, acude a la Guardia Civil para poner en conocimiento los hechos.

    He quedado probado que el primero de los acusados se dedicaba a la venta de sustancias tóxicas y a alguno de sus compradores también les entegraba algunas cantidades de cocaína para que a su vez vendieran. Continue reading »

    Tags: ,

  • 01Feb

    La sentencia que hoy comentamos ABSUELVE del DELITO de INJURIAS y CALUMNIAS a un GUARDIA CIVIL QUE  DIJO QUE SUS COMPAÑEROS SE QUEDABAN CON PARTE DE LA DROGA QUE INCAUTABAN Y LUEGO LA VENDIAN A LOS CAMELLOS.

    Los hechos sucedieron cuando un Cabo de la Guardia Civil adscrito al Equipo de Investigación, con sus facultades cognitivas y volitivas mermadas como consecuencia de una previa ingesta de bebidas alcohólicas y en presencia de otro agente que se hallaba en funciones de Guardia en el cuartel, con el propósito de difamar y ofender a otro compañero de ese cuartel manifestó, en alusión a éste último: “Dónde está el chulo ese, se va a enterar, le voy a decir al Capitán que él y Roque se quedan con una parte de lo que cogemos y la venden en complot con los camellos”, refiriéndose a las operaciones policiales de intervención de droga en el que habían participado y con conocimiento de que tales hechos no eran ciertos.

    En el momento de los hechos, el acusado tenía sus facultades psicofísicas alteradas de forma notables por el consumo de bebidas alcohólicas, presentando olor a alcohol, habla pastosa, incoherente y balbuceante así como comportamiento irrespetuoso, estado de afectación de facultades que en definitiva determinó que se le impusiese una sanción disciplinaria.

    Se dictó sentencia en la que se le condenó como autor responsable de un delito de calumnias previsto y penado en el art. 205 C.P. con la concurrencia de la eximente incompleta de embriaguez de los arts. 21.1 y 20.2 C.P. Le absuelve del delito de injurias. El agente recurrió la sentencia.

    Alegó en primer lugar, quebrantamiento de forma ya que le fue denegada una prueba testifical de otro agente con cuyo testimonio se habría podido demostrar que el acusado no fue responsable de la difusión del comentario en el resto del cuartel. Continue reading »

    Tags: , , ,