• 31May

    La sentencia de hoy CONFIRMA LA SANCIÓN IMPUESTA A UN GUARDIA CIVIL CUANDO ESTANDO DE SERVICIO, SU JEFE LE OBSERVO MIENTRAS LIMPIABA SU VEHÍCULO PARTICULAR.

    Los hechos sucedieron cuando el jefe un destacamento de la Guardia Civil accedió a las dependencia del cuartel y observa con en la puerta se encuentra un Guardia que prestaba servicio de seguridad, limpiando con un aspirador un turismo negro. Tras ser requerido por el citado oficial para que acudiera a su despacho, le hizo saber que estaba desatendiendo el servicio que tenía encomendado, indicándole que aspirando un coche y de espaldas a la calle poco podría vigilar, contestando el guardia en voz alta “estoy harto de estar en un cuchitril, que me da el sol en los ojos y que está hecho una mierda y estoy fuera cumpliendo con mi servicio”. Ante lo cual el teniente le indica que salga del despacho y que continúe con el servicio, indicándole que daría cuenta de su actitud, contestando el guardia “usted no me quiere escuchar”.

    Una hora más tarde de estos hechos, el guardia hace constar en la papeleta de servicio “causo indisposición por un estado de tensión y nerviosismo que no me permite desempeñar ni labor de Guardia Civil, todo esto motivado por el teniente, por su actitud dictatorial, no dejando expresarse en ningún momento al agente que suscribe, con un trato no digno de su rango, finalizando servicio a las 11:30 h”.

    Debido a estos hechos, se impuso al agente una sanción de pérdida de un día de haberes con suspensión de funciones por ser autor de una falta leve por la desconsideración o incorrección con los superiores, compañeros, subordinados o ciudadanos en el ejercicio de las funciones, con ocasión de ellas o vistiendo de uniforme, según lo previsto en el Régimen Disciplinario de la Guardia Civil. El agente recurrió en alzada y también en contencioso-administrativo militar y se dictó sentencia que confirmó la sanción impuesta. Frente a esta sentencia, el agente recurre en Casación y alega entre otros motivos, que los hechos que se juzgan ya lo habían sido en los expedientes sancionadores que le habían sido impuestos. Continue reading »

    Tags: , ,

  • 24May

    Hoy te enviamos una sentencia que ABSUELVE A UNOS TRAFICANTES DE HACHIS PORQUE LAS INTERVENCIONES TELEFONICAS FUERON DECLARADAS NULAS.

    Los hechos sucedieron cuando la UDYCO de la Comisaría de una ciudad estableció un control de investigación sobre un ciudadano, observando cómo contactaba con diversas personas, teniendo conocimiento de ello al contrastar datos con otros grupos de la UDYCO de otras ciudades de la misma provincia, y comprobar que todas esas personas estaban siendo también objeto de investigación en otras causas.

    Por esa razón, se intervinieron las conversaciones del ciudadano y con esa información se pudo incautar en un centro comercial de la capital de esa provincia gran cantidad de hachís y en una nave de esta provincia, también gran cantidad, que en total estaría valorada en casi 2 millones de euros.

    Por sentencia dictada por la Audiencia Provincial se declarada la nulidad de las escuchas telefónicas acordadas por lo que la sentencia absuelve a los ciudadanos del delito contra la salud pública por tráfico de drogas que no causan grave daño a la salud, de notoria importancia y con extrema gravedad en grupo organizado, por falta de prueba lícitamente obtenida.

    El Fiscal recurrió dicha sentencia en casación.

    La Sala analiza  la sentencia y dice que la UDYCO se dirigió al Juez del juzgado nº 2 solicitándole la intervención del teléfono del ciudadano, al sospechar que pudiera estar organizando la introducción en España de hachís en grandes cantidades. Advertía la UDYCO de la existencia de unas diligencias previas en el juzgado nº 10 en la que éste individuo y otros ya estaban siendo investigados.

    El Juez decidió no acceder a lo solicitado hasta tanto se aportase testimonio de aquellas actuaciones; éstas fueron aportadas y a la vista de ellas, accedió a la petición policial por auto.

    El testimonio de las actuaciones del juzgado nº 10 ofrece la evidencia de que el ciudadano  (como resultado de las escuchas de que estaba siendo objeto), planeaba introducir en nuestro país la droga.

    Considera la Sala que es incuestionable que la decisión del Juez nº 2 tiene como fundamento directo lo aportado por las escuchas realizadas en el otro juzgado.

    En el acto del juicio, la defensa del ciudadano alegó la nulidad de las interceptaciones telefónicas, alegando su petición en el hecho de que siendo claro que las intervenciones telefónicas del juzgado nº 10 eran el presupuesto central de las de esta causa, lo era también la ausencia en la misma de los antecedentes consistentes en la solicitud policial y en la resolución o resoluciones judiciales autorizantes de las medidas; dándose la circunstancia de que las escuchas del juzgado nº 10 habían sido declaradas nulas.

    Pues bien, con estos datos y contando también con que la Audiencia Provincial había declarado nulas las escuchas y había dictado sentencia absolutoria, la Sala llega a la misma conclusión.

    La Sala considera que en este caso, las pruebas habían sido ilícitamente obtenidas al ser anuladas las conversaciones telefónicas, por lo que desestima el recurso interpuesto por el Fiscal y confirma la sentencia absolutoria.

    Si quieres descargarte el texto íntegro de la sentencia, pincha AQUI.

    Para el caso de que NO puedes descargarte el archivo, COPIA la siguiente dirección y PÉGALO en tu navegador.

    http://www.amparolegal.com/assets/plugindata/poola/e24052013.pdf

     

    Tags: , ,

  • 17May

    La sentencia de hoy CONFIRMA LA CONDENA COMO DELITO DE RESISTENCIA (ART. 556 C.P.) por UNOS EMPUJONES Y ZARANDEOS PROPINADOS A UNOS AGENTES DE LA GUARDIA CIVIL.

    Los hechos sucedieron de madrugada, cuando estando de servicio los agentes de la Guardia Civil observaron que un bar estaba abierto con personas en el interior consumiendo bebidas, para lo que se dirigieron a su dueño para comunicarle que tenía que cerrar el negocio al haber sobrepasado la hora de apertura legalmente establecida, manifestando el titular del negocio que “siempre estamos con lo mismo, yo no tengo la culpa de que cuando le digo a la gente que se vaya, nadie se va, yo ya he dejado de servir copas”.

    Seguidamente el dueño entró en el local y comunicó a los clientes que tenía que cerrar ya que en caso contrario, lo iba a denunciar la Guardia Civil. Los clientes se sintieron indignados, no querían marcharse y adoptaron una actitud desafiante y chulesca contra los Guardias, dando voces e increpándoles cuando les decían que “no se iban hasta que no terminaran sus copas, que eran unos chulos, que no había derecho, que no servían para nada…”.

    Ante esto, los agentes les pidieron los DNIs para denunciarles administrativamente por alteración del orden público, petición que tuvo que reiterarse varias veces mientras no dejaban de dar voces increpándoles.

    Un cliente se dirigió a uno de los agentes y le dio varios empujones mientras le repetía “eres un chulo y te voy a partir la cara”, hasta que en uno de los empujones el agente cae sobre el vehículo oficial y seguidamente al suelo, resultando lastimado en la mano derecha y en el cuello. Continue reading »

    Tags: , , ,

  • 10May

    Hoy comentamos una sentencia reciente que recuerda la DIFERENCIA ENTRE CACHEO y DETENCION de un sospechoso.

    Los hechos sucedieron cuando el acusado fue detenido cuando portaba ocultos en una bolsa en el interior de su pantalón, seis bolsas de cocaína. Dicha sustancia estaba destinada a la venta a terceros. Por esos hechos fue condenado como autor responsable de un delito contra la salud pública a la pena de un año y seis meses de prisión.

    El acusado recurrió la sentencia en Casación alegando, entre otras cosas, vulneración de su libertad e intimidad personal, a través de una actuación policial irregular en la detención y registro corporal no autorizado del acusado, violando los arts. 17 y 18 C.E.

    La Sala analiza los hechos y recuerda que el denominado cacheo acompañado de identificación, constituye la primera y más frecuente medida de intervención policial que implica una medida que afecta tanto a la libertad (art. 17 CE) como a la libre circulación (art. 19 CE), en tanto que, como la identificación  misma, comportan la inmovilización durante el tiempo imprescindible para su práctica y además, puede afectar a la intimidad personal (art. 18 CE).

    Continúa la Sala diciendo que tanto el Tribunal Constitucional como la propia Sala distinguen entre la detención del art. 17.2 y 3 CE y las meras retenciones o provisionalísimas restricciones de libertad que comportan determinadas diligencias, tal y como sucede con las pruebas de alcoholemia, la identificación o los cacheos. Continue reading »

    Tags: , , , , ,