• 17May

    La sentencia de hoy CONFIRMA LA CONDENA COMO DELITO DE RESISTENCIA (ART. 556 C.P.) por UNOS EMPUJONES Y ZARANDEOS PROPINADOS A UNOS AGENTES DE LA GUARDIA CIVIL.

    Los hechos sucedieron de madrugada, cuando estando de servicio los agentes de la Guardia Civil observaron que un bar estaba abierto con personas en el interior consumiendo bebidas, para lo que se dirigieron a su dueño para comunicarle que tenía que cerrar el negocio al haber sobrepasado la hora de apertura legalmente establecida, manifestando el titular del negocio que “siempre estamos con lo mismo, yo no tengo la culpa de que cuando le digo a la gente que se vaya, nadie se va, yo ya he dejado de servir copas”.

    Seguidamente el dueño entró en el local y comunicó a los clientes que tenía que cerrar ya que en caso contrario, lo iba a denunciar la Guardia Civil. Los clientes se sintieron indignados, no querían marcharse y adoptaron una actitud desafiante y chulesca contra los Guardias, dando voces e increpándoles cuando les decían que “no se iban hasta que no terminaran sus copas, que eran unos chulos, que no había derecho, que no servían para nada…”.

    Ante esto, los agentes les pidieron los DNIs para denunciarles administrativamente por alteración del orden público, petición que tuvo que reiterarse varias veces mientras no dejaban de dar voces increpándoles.

    Un cliente se dirigió a uno de los agentes y le dio varios empujones mientras le repetía “eres un chulo y te voy a partir la cara”, hasta que en uno de los empujones el agente cae sobre el vehículo oficial y seguidamente al suelo, resultando lastimado en la mano derecha y en el cuello.

    Otro cliente se dirigió en voz alta a otro de los agentes increpándole y otro cliente, agarró a otro agente por el brazo y lo zarandeó varias veces. Ante ello, este agente intentó detenerlo e introducirlo en el vehículo oficial, lo que no pudo conseguir ya que otro de los clientes le agarró por detrás.

    Los agentes, conscientes de la situación de violencia física y verbal que se estaba desplegando en su contra, solicitan ayuda y apoyo de otros compañeros a través de la Central, personándose dos coches patrulla a la media hora.

    Poco después, llegaron los compañeros de apoyo que consiguieron que los que increpaban a los agentes se calmaran, al tiempo que les pedían que acudiesen al cuartel al día siguiente para aclarar todo lo sucedido, ya que los intervinientes estaban siendo identificados.

    Los agentes realizaron su intervención en cumplimiento de las funciones que tenían encomendadas, sin haberse evidenciado extralimitación; los clientes del local tenían olor a alcohol en el aliento y ciertos síntomas de ebriedad.

    Por estos hechos se dictó sentencia en la que los agentes fueron absueltos de los delitos de que fueron acusados y se condena a los clientes del bar como autores de un delito de resistencia a los agentes de la autoridad y de una falta de lesiones, concurriendo la atenuante analógica de embriaguez.

    Los clientes recurrieron en Casación alegando en primer lugar la vulneración del derecho fundamental a la presunción de inocencia. Alegan que se han tenido en cuenta pruebas no concluyentes y se han interpretado incorrectamente.

    La Audiencia sentenciadora centra la prueba de cargo en las manifestaciones prestadas por los dos agentes que intervinieron en los hechos. Estos describieron la forma en que reaccionaron los acusados y fueron relatando la forma violenta en que se comportaron; sus declaraciones fueron detalladas, serenas y veraces, otorgándoles mayor fiabilidad y credibilidad   que a las declaraciones de los acusados.

    Dice la Sala que en el supuesto que ahora se contempla, no se percibe que la Audiencia haya ponderado las declaraciones de los testigos reseñados de forma irracional o contraviniendo las reglas de la lógica, sino todo lo contrario. Las manifestaciones de los agentes aparecen corroboradas con el dato objetivo de las lesiones que sufrieron, que aparecen avaladas por los partes médicos de urgencia y por los informes del médico forense. Además, se trata de lesiones leves que concuerdan con la modalidad de agresión denunciada.

    En lo que respecta a la grabación de un vídeo sobre el incidente, la Audiencia (después de visionarlo), argumenta que avala la versión de los agentes, pues en las imágenes se aprecia que los agentes estaban rodeados por varias personas que les increpaban.

    Alegan también los condenados que no hayan sido declarados probados los hechos que los acusados atribuyen a los agentes, hechos que consistirían en haberlos detenido ilegalmente y en formular una denuncia falsa contra ellos.

    Sigue diciendo la Sala que la realidad es que los agentes no llegaron a llevar detenidos a los acusados al cuartel. En lo que se refiere a la queja de que no los dejaron marchar hasta que fueron identificados, se trata de una limitación ambulatoria limitada al tiempo que duró la diligencia de identificación.

    Por último, alegan los condenados la inexistencia del delito de resistencia a la autoridad del art. 556 C. Penal.

    Recuerda la Sala que la jurisprudencia ha dado entrada en el tipo de resistencia no grave a comportamientos activos al lado del pasivo que no comportan acometimiento propiamente dicho; se refieren por una parte, a la actividad o pasividad de la conducta del sujeto activo y por otra, a la mayor o menor gravedad de la oposición física del mismo sujeto al mandato emanado de la autoridad o sus agentes en el ejercicio legítimo de sus funciones, debiendo subrayarse que el bien jurídico protegido lo constituye la garantía del buen funcionamiento de los servicios y funciones públicas.

    En definitiva, aunque la resistencia del art. 556 C.Penal es de carácter pasivo, puede concurrir alguna manifestación de violencia o intimidación de tono moderado y características más bien defensivas y neutralizadoras, como sucede en el supuesto del forcejeo del individuo con los agentes de la autoridad, en que más que acometimiento concurre oposición activa, que no es incompatible con la aplicación del art. 556.

    Sigue diciendo la Sala que la doctrina, a fin de clarificar la relación gradatoria entre los tipos penales de atentado, resistencia y falta contra agente de la autoridad, señala de mayor a menor la escala siguiente: a) art. 550: resistencia activa grave; b) art. 556: resistencia pasiva grave y resistencia activa no grave o simple; y c) art. 634: resistencia pasiva leve.

    A la hora de trazar la línea divisoria entre la resistencia pasiva grave o activa simple (art. 556 C.Penal) de la resistencia y desobediencia leve (art. 634 C.Penal), establece como criterios determinantes de la calificación del delito del art. 556 entre otros, los siguientes:

    – La reiterada y manifiesta oposición al cumplimiento de la orden legítima, emanada de la autoridad

    – La grave actitud de rebeldía

    – La persistencia en la negativa

    – La contumaz y recalcitrante negativa a cumplir con la orden

    Pues bien, en este caso, resulta patente que nos hallamos ante un delito de resistencia y no ante una falta de desobediencia o de falta de respeto o consideración a los agentes de la autoridad.

    Uno de los acusados propinó empujones a uno de los agentes y le hizo caer al suelo causándole lesiones y los empujones son calificados como un delito de resistencia, dado que se catalogan de resistencia activa de carácter leve.

    Otro de los acusados agarró del brazo al agente, lo zarandeó e intentó dar un cabezazo a otro agente.

    Todos estos hechos no pueden ser integrados en unas meras faltas del art. 634 C. Penal sino que concurren conductas de resistencia activa leve subsumidas en el delito de resistencia que la Audiencia aplicó correctamente.

    Por todo lo anterior, se desestima el recurso de los acusados y se confirma la sentencia dictada.

    Si quieres descargarte el texto íntegro de la sentencia, pincha AQUÍ

    Para el caso de que NO puedes descargarte el archivo, COPIA la siguiente dirección y PÉGALO en tu navegador.

    http://www.amparolegal.com/assets/plugindata/poola/e17052013.pdf

     

    Posted by Javier YAGÜE @ 12:00

    Tags: , , ,

Deje un comentario

Aviso: La moderación de comentarios está activada, puede tardar en mostrarse. No necesita volver a enviarlo.