• 26Sep

    Hoy comentamos una sentencia en la que confirma la CONDENA A UN GUARDIA CIVIL POR ALEGAR UNA ENFERMEDAD DE MANERA FALSA. Es la SENTENCIA Nº 82 de 18 de Noviembre de 2013 de la SALA de lo MILITAR del TRIBUNAL SUPREMO.

    Los hechos sucedieron cuando la noche del 29 al 30 de diciembre, un Guardia Civil se encontraba en una localidad para realizar una cena de Navidad con otros agentes y otras personas ajenas al cuerpo. Durante la citada noche, el agente estuvo hablando con otro agente sobre la pesadez de la cena y se quejó de dolor de estómago.

    El día 30 de diciembre a las 4:34 h de la madrugada el agente llamó desde su teléfono móvil al COS informando que estaba destinado en otro puesto y que se encontraba indispuesto para el servicio que comenzaba ese mismo día a las 6:00 h de la mañana, por lo que el agente del COS puso esa novedad inmediatamente en conocimiento del Comandante de Puesto del agente mediante el sistema Sirdee.

    Una vez que tuvo conocimiento el Comandante del Puesto, éste procedió a llamarle a su teléfono particular para comprobar su estado de salud, no pudiendo ponerse con contacto con él por no descolgar el teléfono por lo que se desplazó al Acuartelamiento, realizando numerosas llamadas al telefonillo del domicilio, no recibiendo contestación a las mismas.

    Sobre las 5 de la madrugada, cuando el Comandante del Puesto se encontraba realizando servicio de vigilancia en las inmediaciones del acuartelamiento, observó cómo un vehículo entraba en el mismo, siendo ocupado por el agente y otras personas; todos ellos entraron en casa de uno de los ocupantes. El Comandante entró en el bloque del expedientado y le  esperó en el rellano del piso donde tiene fijada su residencia; sobre las 5:15 h el expedientado, ayudado por la luz de su teléfono móvil accede al rellano de su domicilio, momento en el que el Comandante le orden que se encuentre a las 6:00 h en su oficina vestido de uniformado.

    A las 6:00 h el expedientado se persona en la oficina e informa al Comandante de que había estado en otra localidad cenando y que al sentirse enfermo, había sido llevado por un compañero al centro de salud de esa localidad. Ante esto el Comandando del Puesto le solicitó el parte de asistencia médica contestando el agente que no lo tenía y que iba a realizar el servicio de 6:00 h a 14:00 h que tenía encomendado para ese día.

    El expedientado realizó el servicio junto con otro agente, quejándose a este sobre dolencias en el estómago y afirmando que la noche anterior había ido al centro de salud de otra ciudad, no apreciándose por parte de su compañero ningún signo externo que evidenciara problemas de salud, solamente las quejas de dolor de estómago, por lo que el servicio fue finalizado sin incidencias.

    En el transcurso de la tarde de ese día 30 de diciembre, el expedientado presentó parte de baja por enfermedad común en el cual se señalan como indicaciones médicas reposo domiciliario. Continue reading »

    Tags: , , ,

  • 19Sep

    Hoy comentamos una sentencia en la que se establecen los REQUISITOS DE UN DELITO DE ATENTADO (art. 550 C. Penal). Es la SENTENCIA Nº 580 de 21 de Julio de 2014 de la SALA de lo PENAL del TRIBUNAL SUPREMO.

    Los hechos sucedieron cuando unos ciudadanos caminaban por la calle y arrojaron un contenedor de basura a la calzada cuando circulaba por ella un taxi cuyo conductor tuvo que dar un volantazo para esquivarlo, deteniendo en ese momento el vehículo y descendiendo del mismo para recriminar a uno de los ciudadanos.

    En ese momento circulaba un vehículo de policía nacional camuflado que se encontraba de servicio con sus agentes vestidos de paisano y que al ver lo que acababa de ocurrir detuvieron la marcha y se dirigieron al lugar donde estaba el taxista  y los acusados, identificándose como policías y pidiéndoles la documentación. Ante estos, los ciudadanos reaccionaron de forma violenta dando puñetazos a los agentes, de manera que tuvieron que reducirles y pedir refuerzos y cayeron al suelo en el forcejeo.

    Mientras sucedía  esto, llegaron al lugar un grupo de cinco o siete personas y algunos de ellos lanzaron golpes y patadas a los agentes que resultaron contusionados. Como resultado de estos hechos, se dictó sentencia en la que se condenaba a dos de los ciudadanos como autores de un delito de atentado y de una falta de lesiones cada uno. Los condenados recurrieron la sentencia en Casación. Continue reading »

    Tags: , ,

  • 12Sep

    Hoy comentamos una sentencia en la que se CONFIRMA LA CONDENA A UN AGENTE POR DELITO CONTRA LA INTEGRIDAD MORAL. Es la SENTENCIA Nº 559 de 8 de Julio de 2014 de la SALA de lo PENAL del TRIBUNAL SUPREMO.

    Los hechos sucedieron cuando dos ciudadanos fueron identificados por agentes de Mossos d´Esquadra, tras haber recibido aviso de una posible pelea. Como uno de los ciudadanos no llevaba documentación consigo, los agentes le trasladaron a la comisaría más cercana a efectos de identificación. Una vez en comisaría, se le identificó y quedó en libertad.

    El ciudadano estimó que no había recibido el trato adecuado y solicitó número de identificación a los policías que iban uniformados, con su identificación visible y quienes se negaron a aportarle mayor información. Ello provocó que diera voces, se negara a marcharse e incluso se abalanzara sobre algún agente, lo que determinó que fuera detenido por delito de resistencia o atentado.

    Ya en condición de detenido fue trasladado a otra comisaría, previa visita a centro médico en el que no se le observaron lesiones. En la comisaría fue ubicado en una celda y tras propinar gritos y golpear los barrotes en protesta, fue inmovilizado mediante la colocación de sujeciones en brazos y piernas. En esa situación varios agentes (entre los que se encuentra el acusado), le golpearon con una porra y patadas causándole policontusiones además de una contusión renal. Continue reading »

    Tags: , ,