• 12Dic

     

    Hoy te enviamos una sentencia en la que se CONFIRMA LA SANCIÓN DE UN GUARDIA CIVIL DE BAJA MÉDICA QUE CONTINUAMENTE IMPEDÍA QUE LOS SERVICIOS MÉDICOS LE EVALUASEN. Es la SENTENCIA Nº 35 de 11de Julio de 2014 de la SALA de lo MILITAR del TRIBUNAL SUPREMO.

    Al agente se le impuso una sanción de pérdida de quince días de haberes con suspensión de funciones como autor de una falta grave consistente en “la negligencia grave en el cumplimiento de las obligaciones profesionales”. Frente a esta resolución se interpusieron diferentes recursos y se dictó sentencia que declaraba probados los siguientes hechos:

    El agente fue dado de baja médica por enfermedad común (lumbalgia), permaneciendo en esta situación unos 10 meses, cuando fue examinado por la Unidad de Reconocimientos Médicos y acordándose nuevo examen al cabo de dos meses.

    El agente es nuevamente reconocido pero no aporta ninguno de los resultados de las pruebas que le habían prescrito por lo que en el dictamen médico figura que “sin dichas pruebas es imposible valorar el proceso y que la actitud del paciente es francamente apática y de poca colaboración”.

    Dos meses más tarde se intentó hasta en cuatro ocasiones contactar con el expediente mediante llamadas telefónicas a su móvil, a fin de trasladarle la orden por la que se disponía su comparecencia ante los Servicios Médicos, resultado infructuosas todas las gestiones.

    Un mes después el Hospital General de la Defensa comunicó que el expedientado “no había podido ser valorado por el traumatólogo por no traer el interesado las pruebas que se le requerían” y se disponía que compareciera ante los Servicios de Sanidad de la Comandancia.

    El día señalado, el agente se personó y el Capital Jefe le requirió las pruebas diagnósticas, alegando el agente que él no las tenía y que las tenía su hermana, que era médico, solicitándosele entonces el número de teléfono de su hermana, contestando que “yo no doy números de teléfono”. Ante la insistencia del Oficial y tras recordarle su obligación profesional de aportar los informes, el agente guardó silencio  hasta que pasado 1 mes y medio aportó las pruebas.

    Seis meses después, se dispuso la comparecencia del agente (en cuatro ocasiones) para evaluar su patología, no presentándose en las citas tras aportar siempre un certificado médico en el que se le prescribía “reposo absoluto durante 72 horas”. A la vista del irregular comportamiento, fue ordenado por el Coronel Jefe de la Comandancia que el Grupo de Información de la Unidad controlase las actividades del agente, quedando acreditado que asistía diariamente a un gimnasio de la localidad donde llevaba a cabo una rutina de ejercicios enérgicos de alta intensidad que comprometían todas las extremidades y el tronco. Continue reading »

    Tags: , , , ,

  • 05Dic

     

    Hoy comentamos una sentencia en la que se CONDENA POR DELITO DE ATENTADO a un ciudadano que AGREDE A UN ALCALDE. Es la SENTENCIA Nº 3 de 21 de Enero de 2014 de la SALA de lo PENAL del TRIBUNAL SUPREMO.

    Los hechos sucedieron cuando el acusado regresaba de una noche de fiesta junto con su hermana al pequeño municipio donde residían y detuvo su vehículo en una plaza, con las puertas abiertas y sin importarle estar obstaculizando el tráfico.

    En ese momento pasaba por así con su vehículo el Alcalde, que venía de hacer una gestión municipal propia de su cargo y les hizo un gesto de atención al verse obligado a detener su marcha; inesperadamente, el acusado lanzó sobre el coche del Alcalde la comida que masticaba, con total desprecio al cargo que éste representaba y riéndose en su presencia, para irse junto con su hermana a su casa.

    Ante esto, el Alcalde  también se dirigió a la casa para recriminarle su comportamiento incívico y contrario a las ordenanzas municipales. Al llegar a su altura, el Alcalde se bajó del coche y dirigiéndose al acusado le dijo: “de qué vas”, al tiempo que apartaba a un lado a la hermana que intentó mediar en la situación, circunstancia ésta que enfureció al acusado que ofuscado y alterado, comenzó a golpear al Alcalde a base de puñetazos y patadas durante dos o tres minutos, diciéndole “te voy a dar a ti alcalde”, tirándole al sueldo donde continuó golpeándose hasta que después de propinarle una última patada, dio por finalizada la brutal agresión.

    Como consecuencia de estos hechos, se dictó sentencia en la que se condenó al ciudadano como autor de un delito de atentado a la autoridad con la concurrencia de las atenuantes de drogadicción y arrebato, a la pena de dos años de prisión. Frente a esta sentencia, el condenado recurrió en  Casación. Continue reading »

    Tags: , ,