• 16Oct

     

     

    Hoy comentamos una sentencia en la que se DECLARA NULO EL REGISTRO CORPORAL REALIZADO POR VIGILANTES DE SEGURIDAD PRIVADA. Es la SENTENCIA Nº 254 DE 18 DE Marzo de 2015 DE LA SECCIÓN 8ª DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE BARCELONA.

    Los hechos sucedieron cuando los acusados fueron sorprendidos en el interior de una discoteca y fueron conducidos por los vigilantes de seguridad de dicho establecimiento hasta un espacio cerrado, lugar en el que fueron sometidos ambos a un registro personal por tales vigilantes, por separado, al tiempo que daban noticia del hecho a agentes de los Mossos d´Esquadra, que se personaron en el lugar y se hicieron cargo de los acusados así como de las sustancias que les fue ocupada (hachís, marihuana, MDMA-cristal y diversos billetes).

    La defensa de los acusados cuestiona la regularidad del registro personal realizado sobre los dos acusados por los vigilantes de seguridad privada y según relataron los acusados, uno fue obligado a bajarse los pantalones y la otra también fue requerida para quitarse toda la ropa, cosa que no hizo pero una vigilante de seguridad le levantó el sujetador descubriendo en esa prenda un envoltorio de MDMA-cristal.

    Dice la Audiencia que dada la singularidad de las intervenciones, hay que examinar la legalidad de la actuación de los vigilantes y ver si esa actuación estuvo sujeta a los protocolos mínimos de seguridad que les permita afirmar, sin género de dudas, la correspondencia entre la droga que tenían los acusados y la que fue puesta a disposición de los Mossos

    En la fecha en que ocurrieron los hechos, la Ley de Seguridad Ciudadano de 1992 había sido derogada por la Ley 5/2014 en cuyo art. 32 se reconocen varias funciones a los vigilantes de seguridad, entre las que están: “detener y poner a disposición de los Cuerpos de Seguridad a los delincuentes y los instrumentos, efectos y pruebas de los delitos….”

    Dice la Audiencia que aparentemente esta Ley da cobertura a la actuación efectuada por los vigilantes de la discoteca hasta el momento en que fueron llevados a un habitáculo reservado para su custodia. Lo que está fuera de la ley es el registro corporal efectuado por los mismos.

    Concluye la Audiencia diciendo que los vigilantes se excedieron en sus funciones de colaboración con los agentes de policía pues una vez neutralizados los dos acusados, respecto de quienes ya tenían sospechas serias de su intervención, su actividad de comprobación no debió rebasar nunca el mero cacheo o registro superficial de ambos, sin que vengan legalmente autorizados a llevar a cabo registros  integrales del tipo del que sometieron a ambos acusados, no ya porque no se justificase sino porque se trata de actuaciones que los vigilantes de seguridad tienen expresamente prohibidas en el art. 10.1.d) de la Ley 5/2014, en tanto que afectan contra el derecho a la intimidad personal.

    Por ello, la incautación de la sustancia estupefaciente debe ser considerada como una prueba ilícitamente obtenida pese a que ambos acusados confesaron que las sustancias eran de su propiedad.

    Por todo lo anterior, la Audiencia absuelve a los acusados del delito contra la salud pública.

    Si quieres descargarte el texto íntegro de la SENTENCIA, pincha AQUI

    Para el caso de que NO puedes descargarte el  archivo, COPIA la siguiente dirección y PÉGALA en tu navegador.

    http://www.amparolegal.com/assets/plugindata/poola/e15102015.pdf

     

    Tags: , ,

  • 23Jul

     

    La sentencia que hoy comentamos SEPARA DEL SERVICIO A UN GUARDIA CIVIL POR POSESION DE PORNOGRAFIA INFANTIL. Es  la SENTENCIA Nº 16 de 19 de Mayo de 2015 DE LA SALA DE LO MILITAR DEL TRIBUNAL SUPREMO.

    El agente utilizaba el programa Emule  que descargaba archivos con el fin de obtenerlos con pleno conocimiento y al mismo tiempo poniéndolos a disposición de los demás usuarios; dichos archivos contenían imágenes de menores de edad que se mostraban exhibiéndose desnudos y en posturas obscenas o realizando actividades de claro contenido sexual.

    Detectado el intercambio de los archivos por los números IP de las conexiones realizadas por el acusado, se solicitó mandamiento judicial con el fin de identificar a los abonados de las líneas telefónicas a las que se habían asignados esos IP en las fechas y horas en los que se produjeron los intercambios y se obtuvo la información de que se habían efectuado desde el domicilio del acusado.

    Se realizó la entrada y registro en el domicilio del agente, previa autorización judicial, comprobándose que tenía en ese momento y durante al menos 7 meses a disposición de quien quisiera copiarlos a través de Internet, numerosos archivos con imágenes de menores en actitudes, posiciones y realizando actividades de relevante contenido sexual.

    Además el acusado tenía en su poder dos discos duros externos y un disco duro interno que contenían varias decenas de archivos de las mismas características.

    Se dictó sentencia frente a él condenándole como autor de un delito de corrupción de menores a la pena de 1 año y 3 meses de prisión. También se le incoó un expediente disciplinario por la posible comisión de una falta muy grave consistente en cometer un delito doloso condenado por sentencia firme, relacionado con el servicio o cualquier otro delito que cause grave daño a la Administración o a los ciudadanos y se le impuso al agente la sanción de separación del servicio. Continue reading »

    Tags: , ,

  • 09Jul

    La sentencia de hoy CONDENA A UN GUARDIA CIVIL POR UN DELITO CONTRA LA INTEGRIDAD MORAL  A UN MENOR EN SU MODALIDAD DE ATENTADO NO GRAVE.  Es  la SENTENCIA Nº 19 de 22 de Enero de 2015 DE LA SALA DE LO PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO.

    Los hechos sucedieron cuando los acusados, un cabo de la Guardia Civil, un agente del mismo cuerpo y un vigilante de la playa estaban patrullando por esa playa a las 2 de la madrugada, cuando vieron a un menor que se acercaba en actitud sospechosa a un bolso que se encontraba en la arena y se acercaron al menor.

    El vigilante lo sujetó y le dio un empujón que no le provocó lesiones; el cabo de la Guardia Civil, extralimitándose en el ejercicio de su autoridad con total desprecio y con ánimo de humillarlo, vejarlo y envilecerlo, le propinó un bofetón en la cara haciéndole caer al suelo. Tras ello, el cabo ordenó al menor que se dirigiera hacia la orilla de la playa, que se desnudara (quedando en ropa interior); el cabo le exigió que se metiera en el agua y que nadara hasta una boya y cuando el menor se hallaba a mitad de camino, alguno de los acusados cogió su ropa mientras el resto se marchaba del lugar.

    El menor, al ver desde lejos que se marchaban, decidió regresar, momento en el que fue descubierto por el cabo quien nuevamente le gritó que siguiera nadando hasta la boya, cosa que hizo el menor ante el temor sufrido, para inmediatamente alejarse los tres acusados del lugar, uno de ellos llevando consigo la ropa y zapatos del menor.

    Respecto del otro agente (que llevaba poco más de un mes ejerciendo sus funciones), únicamente se ha probado que procedió a cachear al menor y que no intervino en modo alguno para impedir las acciones que presenció ni tampoco consta que manifieste desacuerdo o reparo alguno a su superior.

    Se dictó sentencia en la que se condenó al cabo como autor de un delito contra la integridad moral en su modalidad de atentado no grave (art 175 CP) a la pena de 9 meses de prisión y 3 años de inhabilitación para empleo o cargo público así como una multa de 30 días; se condenó al agente como autor de un delito de permitir que otras cometieran el delito contra la integridad moral (art. 176 CP) a 6 meses de prisión y 2 años de inhabilitación para empleo o cargo público y al vigilante le condenaron como autor de una falta de maltrato de obra del art. 617.2 CP a la pena de multa de 20 días.

    Los Guardias Civiles recurrieron la sentencia en Casación y el Cabo denuncia como indebidamente aplicado el art. 175 CP relativo al delito contra la integridad moral, solicita asimismo que se le aplique el art. 620.2 CP relativo a la vejación injusta de carácter leve. Continue reading »

    Tags: , ,

  • 02Jul

     

    La sentencia de hoy SEÑALA LA COAUTORÍA EN EL TRÁFICO DE DROGAS A DOS OCUPANTES DE UN VEHÍCULO.  Es  la SENTENCIA Nº 268  de 13 de Mayo de 2015 DE LA SALA DE LO PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO.

    Los hechos sucedieron cuando agentes del grupo de estupefacientes se encontraban ejerciendo funciones de prevención en una zona conocida por traficarse con sustancias prohibidas y observaron la presencia de los dos acusados en el interior de un vehículo, manipulando algo en el interior de dicho vehículo, por lo que procedieron a acercarse al mismo con el fin de identificarles, momento en el que el conductor arrojó una bolsa de plástico del tamaño de una bola de tenis, a los pies del copiloto.

    Los agentes intervinieron esa bolsa que contenía en su interior unos 50 gr de cocaína con una riqueza del 80% así como otro envoltorio de heroína. El conductor no es consumidor y el copiloto consume habitualmente heroína; presenta trastornos relacionados con el consumo, conservando en general sus capacidades, si bien la volitiva puede verse alterada en algún momento por el deseo de obtener droga que le produce ansiedad. El copiloto cometió estos hechos para obtener dinero para facilitarse su adicción. Continue reading »

    Tags: , , , , ,

  • 25Jun

     

    La sentencia de hoy CONDENA POR COACCIONES A UN GUARDIA CIVIL QUE IDENTIFICÓ AL MARIDO DE SU ACTUAL COMPAÑERA SENTIMENTAL.  Es  la SENTENCIA Nº 275  de 13 de Mayo de 2015 DE LA SALA DE LO PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO.

    Los hechos sucedieron cuando el guardia civil acusado fue comisionado para la práctica de citaciones, haciendo uso de un vehículo oficial y vistiendo el uniforme reglamentario.

    El agente pasó por delante del establecimiento que regentaba el demandante, marido de la actual pareja sentimental del agente; en ese momento, el marido se dirigió hacia el agente con expresiones como “eres el hijo de puta que se está tirando a mi mujer”.

    El agente ante estas expresiones, paró su vehículo y pese a tener perfecto conocimiento de la identidad de la persona que las había proferido y aprovechándose de su condición de Guardia Civil y con la condición de inquietar la voluntad del mismo, le requirió para que le entregara su documentación, a lo que éste se negó, por lo que el agente le introdujo en el vehículo oficial trasladándole hasta el Puesto para efectuar su identificación.

    La llegada al Puesto, como consta en el Libro registro de Diligencias de Identificación, se efectuó a las 18:30 h, haciéndose constar inicialmente como hora de salida las 19:20 h, si bien posteriormente, de su puño y letra, el agente hizo constar como hora de salida las 18:40 h.

    Se dictó sentencia en la que se condenó al agente como autor responsable de un delito de coacciones a la pena de 21 meses y 1 día de prisión e inhabilitación para el ejercicio del empleo público que ostenta. El Abogado del Estado en representación del Agente, recurrió la sentencia en Casación ya que considera que no consta probada conducta o palabras violentas o intimidatorias sino meramente un juicio deductivo según el cual, realizar un requerimiento llevando uniforme y en horas de servicio es un acto violento susceptible de integrar el tipo penal de coacciones. Continue reading »

    Tags: , , ,

« Entradas anteriores