• 09Jul

    La sentencia de hoy CONDENA A UN GUARDIA CIVIL POR UN DELITO CONTRA LA INTEGRIDAD MORAL  A UN MENOR EN SU MODALIDAD DE ATENTADO NO GRAVE.  Es  la SENTENCIA Nº 19 de 22 de Enero de 2015 DE LA SALA DE LO PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO.

    Los hechos sucedieron cuando los acusados, un cabo de la Guardia Civil, un agente del mismo cuerpo y un vigilante de la playa estaban patrullando por esa playa a las 2 de la madrugada, cuando vieron a un menor que se acercaba en actitud sospechosa a un bolso que se encontraba en la arena y se acercaron al menor.

    El vigilante lo sujetó y le dio un empujón que no le provocó lesiones; el cabo de la Guardia Civil, extralimitándose en el ejercicio de su autoridad con total desprecio y con ánimo de humillarlo, vejarlo y envilecerlo, le propinó un bofetón en la cara haciéndole caer al suelo. Tras ello, el cabo ordenó al menor que se dirigiera hacia la orilla de la playa, que se desnudara (quedando en ropa interior); el cabo le exigió que se metiera en el agua y que nadara hasta una boya y cuando el menor se hallaba a mitad de camino, alguno de los acusados cogió su ropa mientras el resto se marchaba del lugar.

    El menor, al ver desde lejos que se marchaban, decidió regresar, momento en el que fue descubierto por el cabo quien nuevamente le gritó que siguiera nadando hasta la boya, cosa que hizo el menor ante el temor sufrido, para inmediatamente alejarse los tres acusados del lugar, uno de ellos llevando consigo la ropa y zapatos del menor.

    Respecto del otro agente (que llevaba poco más de un mes ejerciendo sus funciones), únicamente se ha probado que procedió a cachear al menor y que no intervino en modo alguno para impedir las acciones que presenció ni tampoco consta que manifieste desacuerdo o reparo alguno a su superior.

    Se dictó sentencia en la que se condenó al cabo como autor de un delito contra la integridad moral en su modalidad de atentado no grave (art 175 CP) a la pena de 9 meses de prisión y 3 años de inhabilitación para empleo o cargo público así como una multa de 30 días; se condenó al agente como autor de un delito de permitir que otras cometieran el delito contra la integridad moral (art. 176 CP) a 6 meses de prisión y 2 años de inhabilitación para empleo o cargo público y al vigilante le condenaron como autor de una falta de maltrato de obra del art. 617.2 CP a la pena de multa de 20 días.

    Los Guardias Civiles recurrieron la sentencia en Casación y el Cabo denuncia como indebidamente aplicado el art. 175 CP relativo al delito contra la integridad moral, solicita asimismo que se le aplique el art. 620.2 CP relativo a la vejación injusta de carácter leve. Continue reading »

    Tags: , ,

  • 12Sep

    Hoy comentamos una sentencia en la que se CONFIRMA LA CONDENA A UN AGENTE POR DELITO CONTRA LA INTEGRIDAD MORAL. Es la SENTENCIA Nº 559 de 8 de Julio de 2014 de la SALA de lo PENAL del TRIBUNAL SUPREMO.

    Los hechos sucedieron cuando dos ciudadanos fueron identificados por agentes de Mossos d´Esquadra, tras haber recibido aviso de una posible pelea. Como uno de los ciudadanos no llevaba documentación consigo, los agentes le trasladaron a la comisaría más cercana a efectos de identificación. Una vez en comisaría, se le identificó y quedó en libertad.

    El ciudadano estimó que no había recibido el trato adecuado y solicitó número de identificación a los policías que iban uniformados, con su identificación visible y quienes se negaron a aportarle mayor información. Ello provocó que diera voces, se negara a marcharse e incluso se abalanzara sobre algún agente, lo que determinó que fuera detenido por delito de resistencia o atentado.

    Ya en condición de detenido fue trasladado a otra comisaría, previa visita a centro médico en el que no se le observaron lesiones. En la comisaría fue ubicado en una celda y tras propinar gritos y golpear los barrotes en protesta, fue inmovilizado mediante la colocación de sujeciones en brazos y piernas. En esa situación varios agentes (entre los que se encuentra el acusado), le golpearon con una porra y patadas causándole policontusiones además de una contusión renal. Continue reading »

    Tags: , ,

  • 30Mar

    La sentencia de hoy CONDENA A DOS MOSSOS D´ESQUADRA por detener ilegalmente a un ciudadano, GOLPEARLE y OBLIGARLE a DESNUDARSE sin justificación razonable.

    Los hechos sucedieron cuando el ciudadano se hallaba en la calle después de haber salido de una discoteca con unos amigos; observó una llamada perdida en su teléfono móvil y dirigiéndose a sus acompañantes les dijo “me ha llamado Bea” a tiempo que levantaba la mano en la que portaba el citado teléfono.

    En ese momento, pasaron a su altura a bordo de un vehículo policial los agentes acusados, los cuales detuvieron el vehículo, se bajaron del mismo y dirigiéndose al ciudadano le dieron un empujón al tiempo que le pedían la documentación a efectos identificativos, siéndole mostrada no sin que el ciudadano les preguntase la razón de ello, recibiendo por respuesta que iba a ser denunciado por una falta de respeto a los agentes. Continue reading »

    Tags: , , , ,

  • 27Ene

    La sentencia que hoy comentamos ABSUELVE de un DELITO CONTRA LA INTEGRIDAD MORAL a un INSPECTOR DE POLICÍA QUE ABOFETEÓ e INSULTÓ a la VÍCTIMA.

    Los hechos sucedieron cuando el inspector de policía, que estaba fuera de servicio, se encontraba en el interior de un bar celebrando la Nochevieja con un amigo. Allí surgió una discusión con un grupo de personas sudamericanas en que la que uno de ellos insultó al inspector llamándole “hijo de puta”, cogiendo dicha persona una botella con la que intentó golpear en el cuello al amigo del inspector, a la vez que era alentado por su hermana que le decía “mátalo hermanito”, por lo que fue reducido por el inspector, momento éste en el que el propietario del local sacó del establecimiento al agresor y a la hermana. El inspector no presentó denuncia por estos hechos.

    En otra fecha, el inspector, actuando esta vez como policía, se personó en un establecimiento pidiéndole al propietario la relación de trabajadores de nacionalidad colombiana o nicaragüense, ya que una trabajadora del mismo (que era la hermana del agresor), había tenido un incidente con él. Posteriormente ordenó que se hiciera la misma diligencia para investigar a un tercero, súbdito brasileño. Continue reading »

    Tags: , , ,

  • 01Sep

    La sentencia de hoy confirma que la propinación de una bofetada por un agente a una persona conducida a Comisaría a efectos identificativos es considerado delito contra la integridad moral.

    Los hechos sucedieron cuando unos ciudadanos que estaban en la vía pública, se sentaron en la marquesina de una parada de autobús, uno a cada lado de un ciudadano negro al que increpaban, motivo por el que los agentes, que en su coche oficial estaban de servicio antiviolencia, al darse cuenta de la situación se detuvieron y bajaron a identificar a los ciudadanos, preguntándole al ciudadano de color si le estaban haciendo algo, a lo que contestó que sí marchándose del lugar mientras los agentes actuaban con dichos ciudadanos.

    Los citados agentes procedieron a identificar a los ciudadanos, momento en el que uno de ellos, en actitud agresiva les manifestó que era sargento del Ejército, que ellos no eran nadie para pedirle la documentación y que se pusieran a sus órdenes, mostrándoles el carné de militar que tenía. Ante esa actitud, los agentes solicitaron el auxilio de otra dotación, llegando los agentes. Otro de los acusados no llevaba documentos que lo identificaran llegando a dar como nombre el de una calle, por lo que los agentes le llevaron a Comisaría para proceder a su identificación; al estar éste último en el coche patrulla, el primer acusado (militar) trató de impedir que se marchara el vehículo y los agentes tuvieron que apartarlo. Este acusado y el resto de amigos se dirigieron a comisaría para reunirse con su amigo y una vez allí, el acusado militar se sentó en la puerta del edificio militar, siendo requerido por el agente de seguridad para que se marchara ya que no podría estar en ese lugar por motivos de seguridad, haciendo el acusado caso omiso de las indicaciones por lo que se le solicitó en ese momento la documentación, negándose a mostrarla, insultando y amenazando al policía al que dirigió frases como “gilipollas te voy a quitar la barba de dos hostias”. Dicho agente, al no poder abandonar el puesto de trabajo, solicitó apoyo llegando una nueva dotación que acababa de dejar un detenido en la Comisaría.

    Continue reading »

    Tags:

« Entradas anteriores