• 20May

    La sentencia que esta semana comentamos se centra en el estudio de la legalidad de una entrada y registro domiciliaria autorizada por resolución judicial, aunque no se especifique el día y hora de realización de ese registro.

    Los hechos sucedieron cuando la acusada se dedicaba a la distribución y venta de sustancias estupefacientes, siendo ayudada en algunas ocasiones por otra persona que recogía el dinero de los compradores y les hacía entrega de la sustancia.

    Efectuada vigilancia en el domicilio, se observaron numerosas operaciones de venta de “menudeo”.

    Se efectuó entrada y registro en el domicilio en virtud de Auto del Juzgado y la referida acusada al detectar la presencia policial, se dirigió al baño arrojando al inodoro la droga de la que disponía para suministrarla a terceros, encontrándose en esa diligencia de entrada y registro flotando en el water dos papelinas de cocaína, interviniéndose en el suelo del mismo cuarto de baño 9 papelinas así como dinero en efectivo procedente de su ilícita actividad. Analizadas dichas papelinas resultó que contenían heroína y cocaína.

    La acusada, al tiempo de cometer los hechos relatados, padecía toxicomanía derivada del consumo de heroína y cocaína, no constando la gravedad de la dependencia ni que le anulase su libre albedrío para comprender la ilicitud de sus actos.

    Tanto la acusada como su ayudante tenían varias condenas a penas de prisión por delitos contra la salud pública y se dictó nueva sentencia en la que fueron de nuevo condenados por el mismo delito. La acusada la recurrió alegando, entre otras cosas, la vulneración del derecho fundamental a la inviolabilidad del domicilio del art. 18.2 CE.

    Continue reading »

    Tags: , ,