• 06jul

    La presente sentencia absuelve a dos condenados por tráfico de drogas ya que la policía vulneró el secreto de las comunicaciones telefónicas y obtuvo las pruebas ilegalmente.

    Los hechos sucedieron cuando una ciudadana fue detenida por la Guardia Civil cuando conducía un vehículo de su propiedad, encontrándose en su poder un trozo de sustancia marrón y una bolsa de sustancia vegetal seca que resultaron ser hachís y marihuana. Dentro del pantalón, entre la ropa íntima, llevaba escondida una bolsa que rompió disimuladamente al ser conducida al cuartel para ser cacheada por agentes femeninos y en un local adecuado para preservar su intimidad, de modo que perdía polvo blando por la pernera derecha del pantalón, según pudieron comprobar visualmente los agentes que la custodiaban. Una vez efectuado el registro, recuperaron del suelo cocaína; también recogieron una bolsa y un guante de plástico que contenía la cocaína.

    Con la debida autorización judicial se practicó una diligencia de entrada y registro en el domicilio de la acusada, donde se encontró hachís y cogollos de marihuana. En el desván del domicilio y perteneciente a otro acusado, se encontró hachís y cogollos de marihuana que estaban destinados a la venta a terceros. Tanto la acusada como el acusado, eran dependientes de la cocaína y la marihuana respectivamente. Continue reading »

    Share and Enjoy

    Tags: , ,