• 18Oct

    Hoy te mandamos una sentencia de gran actualidad y es la SENTENCIA DEL CASO FAISAN (del chivatazo a ETA), en la que se condena a un año y medio de prisión y cuatro de inhabilitación al Comisario y al Inspector de Policía Nacional imputados por revelación de secretos pero les absuelve de colaboración con banda armada. Es la SENTENCIA DE 16 DE OCTUBRE DE 2013 DE LA SECCIÓN TERCERA DE LA SALA DE LO PENAL DE LA AUDIENCIA NACIONAL.

    La Audiencia argumenta para absolver a los acusados del delito de colaboración con organización terrorista que entiende que el Comisario y el Inspector no realizaron una “acción directa” para “favorecer una actuación puntual de ETA o la actividad de la banda terrorista, sino que iba encaminada en un sentido distinto, pues la acción ejercitada fue guiada por la finalidad de que no se entorpeciera el proceso que estaba en marcha para lograr el cese de la actividad de ETA”.

    Los magistrados añaden que “la acción realizada por los acusados tendente a favorecer el proceso dirigido a hacer cesar la actividad de ETA, no puede considerarse que lesionó o puso en peligro el bien jurídico protegido”, que es la convivencia pacífica de los ciudadanos. Continue reading »

    Tags: , ,

  • 05Jul

    En esta sentencia se ABSUELVE DEL DELITO DE REVELACIÓN DE SECRETOS A UN INSPECTOR DE POLICÍA QUE ENVIÓ UN CORREO A LOS TEDAX DE TODA ESPAÑA INFORMANDO DEL FALLECIMIENTO DE UN COMPAÑERO DIFUNDIENDO DETALLES CONCRETOS DEL FALLECIMIENTO.

    El Inspector de policía acusado era Jefe de Grupo de los TEDAX, unidad en la que también estuvo destinado un subinspector. Dicho subinspector causó baja en el servicio y unos meses después pasó a la situación de jubilación por incapacidad permanente debido a un trastorno depresivo por conflicto laboral.

    Hubo entre ambos discrepancias profesionales y el subinspector sufrió trato discriminatorio al denegársele una comisión de servicios.

    Un año más tarde, el subinspector falleció en un hostal. Advertida la Policía del fallecimiento, una dotación policial se desplazó al lugar del suceso  y se documentaron las primeras diligencias.

    Dicho oficio se archivó en la red informática de la Policía (intranet-SINDEPOL) a la que los funcionarios de Policía tenían acceso mediante la correspondiente clave.

    Un resumen del contenido del atestado fue reflejado dentro del apartado “novedades significativas” y se envió por correo electrónico, como era habitual, a los superiores jerárquicos, a los Jefes de Brigadas y a los Comisarios de distrito y locales. Como única mención a las circunstancias que afectaban a la intimidad del fallecido, decía que “junto al cadáver se encontraban sustancias, al parecer estupefacientes”.

    El Inspector, que ya tenía conocimiento del fallecimiento porque desde el 091 se habían puesto en contacto con él la noche anterior para pedirle información que ayudase a localizar a los familiares, compareció en el despacho de su superior jerárquico quien le ordenó que comunicara la noticia al superior jerárquico en la Central en Madrid.

    Cumpliendo esa orden, el Inspector envió un correo electrónico al que se adjuntaba el archivo del oficio que estaba registrado en SINDEPOL, en el que decía “Asunto: FW: Fallecimiento TEDAX jubilado”.

    Como no recibió respuesta al correo, el Inspector llamó por teléfono al superior de Madrid quien le encargó que avisara del fallecimiento a los compañeros TEDAX de toda España para que pudieran transmitir su pésame a la familia.

    Siguiendo esas instrucciones, el Inspector reenvió a los TEDAX de toda España el mismo correo que había dirigido al Comisario, difundiendo indebidamente los detalles concretos del fallecimiento, en especial los relacionados con el hallazgo de sustancias estupefacientes, que afectaban gravemente a su esfera personal e íntima y atentaban contra su fama y memoria, sin percatarse de que también remitía el archivo con la información policial.

    La Audiencia dictó sentencia en la que absolvió al Inspector del delito de revelación de secretos. Frente a esta sentencia, el Sindicato de Policía y la mujer e hija del fallecido, recurrieron en Casación

    El Sindicato sostiene el carácter delictivo de los hechos sobre dos bases diferentes. En primer lugar, al afirmar que la remisión al Comisario Jefe Central del archivo policial en el que constaban algunas circunstancias relativas al hallazgo del cadáver del subinspector fallecido, se había efectuado previo el acceso no autorizado a dicho archivo, de forma innecesaria y con la intención de desacreditar a aquel. En segundo lugar, porque la remisión del citado fichero a todos los Tedax de España no se realizó inadvertidamente, sino de forma consciente.

    Dice la Sala que los aspectos relativos a la aparición de sustancias cerca del cadáver, ya habían sido remitidos a través del correo electrónico, como era habitual, a los superiores jerárquicos, a los jefes de brigadas y a los comisarios de distrito y locales y a nivel interno, estaba a su disposición en el sistema informático, por lo que no puede achacarse una intención de desacreditar.

    Sigue diciendo la Sala que tampoco puede entenderse probado que no estuviera autorizado el acceso a esa información. En la sentencia se declara probado que el Inspector, al remitir el correo a los Tedax comunicando el fallecimiento, lo hizo “sin percatarse de que también remitía el archivo con la información policial”, por lo que no es posible entender que lo hizo conscientemente.

    También denuncia el Sindicato la indebida aplicación del art. 417 C. Penal. Sostiene que en caso de no ser aplicable el art. 197, al haber divulgado el acusado datos reservados de un particular conocidos por razón de su cargo de forma legal, registrados en archivo informático, estaríamos en la infracción del art. 417 C.P.

    La Sala lo analiza y dice que la diferencia esencial entre las conductas contempladas en los art. 197 y 198 y el 417, se centra en la legalidad del acceso a la información reservada.

    El art. 197 exige que el autor no esté autorizado para el acceso, el apoderamiento, la utilización o la modificación de los datos reservados mientras que el art. 417 castiga la revelación de secretos o informaciones que no deban ser divulgados y de los que la autoridad o funcionario público tenga conocimiento por razón de su cargo.

    El Sindicato considera que la remisión del fichero a los Tedax se hizo consciente e intencionadamente. Sin embargo, la Sala da la razón a lo que ha dicho la Sentencia dictada que declaró probado que tal remisión se efectuó sin que el Inspector se percatara de ello, lo cual determina su absolución.

    Si quieres descargarte el texto íntegro de la directiva, pincha AQUÍ.

    Para el caso de que NO puedes descargarte el archivo, COPIA la siguiente dirección y PÉGALO en tu navegador.

    http://www.amparolegal.com/assets/plugindata/poola/e05072013.pdf

    Tags: ,

  • 07Jun

    La sentencia de hoy CONFIRMA LA CONDENA POR REVELACION DE SECRETOS A UN GUARDIA CIVIL QUE AVISABA A UN TRAFICANTE QUE LE VENDÍA COCAÍNA.

    Los hechos sucedieron cuando el agente, destinado en el Grupo de Información, se puso en contacto con un ciudadano a fin de que éste le vendiese cocaína, sustancia que el agente consumía habitualmente. El ciudadano sabía que su cliente era agente de la guardia civil y aprovechaba la información que éste le daba para no ser descubierto.

    Al menos en una ocasión, el agente procedió a alertar al vendedor de la presencia de agentes de policía en las cercanías de su domicilio y otra vez, le avisó de que tenía un teléfono intervenido porque estaba siendo investigado.

    Como consecuencia de estos hechos se dictó sentencia en la que se declaró al agente responsable de un delito continuado de revelación de secretos sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal e inhabilitación especial para el ejercicio de su profesión de Guardia Civil durante un período de 2 años y 2 meses.

    El agente recurrió en casación alegando varias cosas pero lo que aquí vamos a analizar es su argumento sobre que no concurren los elementos del tipo penal de revelación de secretos (art. 417.1 C.Penal) ya que él considera que la infracción en que incurrió es administrativa y no penal.

    La Sala dice que su alegación no puede compartirse ya que el acusado informó al  vendedor de cocaína que estaba siendo investigado por la Guardia Civil y también de que su teléfono era objeto de una intervención con el fin de escuchar el contenido de sus llamadas.  Continúa la Sala diciendo que resulta incuestionable que sí concurren los elementos del tipo penal de revelación de secretos en la modalidad básica que se le imputa. Continue reading »

    Tags: , ,

  • 14Dic

    La sentencia de hoy confirma la MEDIDA CAUTELAR DE CESE DE SUS FUNCIONES A UN TENIENTE DE LA GUARDIA CIVIL DETENIDO como presunto autor de delitos de tráfico de drogas, asociación ilícita, revelación de secretos, cohecho y omisión del deber.

    El teniente interpuso demanda contencioso-administrativa frente a la resolución por la que se le imponía la medida cautelar de cese de funciones por el término de tres meses en razón de su imputación en unas Diligencias Previas, al acordar la incoación de Expediente Disciplinario por Falta muy Grave consistente en “el abuso de atribuciones que cause grave daño a los ciudadanos, a las entidades con personalidad jurídica o a la Administración”.

    Frente a esta demanda se dictó sentencia en la que se le desestimaba su pretensión y el teniente, interpuso recurso de Casación. En dicha sentencia, se declaran como hechos probados los siguientes:

    En una operación de la Guardia Civil, se procedió a la detención de este Teniente destinado en la Unidad Orgánica de Policía Judicial como supuesto autor de los delitos: contra la salud pública (tráfico de drogas), cohecho, asociación ilícita, revelación de secretos, omisión del deber de perseguir determinados delitos y delitos cometidos por funcionarios públicos contra las garantías constitucionales.

    Argumenta el Teniente la vulneración del art. 24 CE y del principio de presunción de inocencia ya que la resolución administrativa no contiene un relato fáctico de los hechos que motivaron la incoación de expediente disciplinario y en consecuencia, de la adopción de la medida cautelar; por ello, debe entenderse infringido el principio de presunción de inocencia, con afectación del derecho de defensa, pues impide al actor la posibilidad de defenderse de una imputación  cuyos hechos desconoce. Continue reading »

    Tags: , , , , ,

  • 23Mar

    La sentencia que hoy comentamos RATIFICA la CONDENA a un GUARDIA CIVIL por ALERTAR a un TRAFICANTE.

    Los hechos sucedieron cuando por investigaciones seguidas por la Guardia Civil, se tuvo en conocimiento de la dedicación de un grupo de personas a la introducción y posterior distribución de sustancias estupefacientes. Frutos de esas investigaciones se tuvo conocimiento que los acusados preparaban una operación para la introducción de 1.500 kg de hachís de Marruecos a nuestras costas. Esa operación fue suspendida al ser informado el cabecilla de la organización por un coacusado, sargento de la Guardia Civil que en aquel tiempo ostentaba el cargo de Jefe de la Policía Judicial, que estaba siendo objeto de investigación, lo que se verifica en una comida ese mismo día, informándole también del contenido de otras diligencias policiales en las que se había declarado el secreto, cuya investigación había iniciado el agente como Jefe de la Unidad de Policía Judicial. Continue reading »

    Tags: , , ,

« Entradas anteriores